LA IMPORTANCIA DE LAS EMPRESAS

Siempre el centro de toda conversación inicia por el ser humano y las formas de organización que tenemos. La primera y mas importante es la familia como todos sabemos y compartimos. Se dice siempre “La familia es la base de la sociedad” y es cierto.

La familia como toda forma de organización evoluciona y se desarrolla de diferentes maneras, la mas usual es la familia nuclear en su expresión mas tradicional, padre madre de diferente sexo que cuidan el desarrollo de sus hijos. Hoy en día existe una amplia discusión sobre nuevos tipos de familia y el debate en muchas ocasiones es intenso.

La segunda forma de organización social es la empresa. La cual es de gran relevancia para toda la vida de la persona. Como forma de organización basada en obtener un beneficio económico, permite a las personas poder contar con un ingreso que le cubra sus gastos de vida además de un desarrollo personal que le dignifica.

El organizador de se llama empresario y es quien coloca los recursos que se requieren para que la empresa funcione, la organiza, la desarrolla y la hace exitosa. De tal manera que pueda tener permanencia en el tiempo para poder alcanzar su plena capacidad.

Es de esta forma sencilla pero eficaz que la humanidad ha venido desarrollándose y alcanzando metas que fueron impensables por mucho tiempo. La empresa tiene la capacidad de sacar lo mejor de las personas y ayudarles a generar formas de soluciona problemas o necesidades.

Resaltar las grandes virtudes de las empresas es una tarea que tenemos todos y que debe hacerse todos los días. En muchas ocasiones porque existen diferentes formas de pensamiento que buscan atacarla, desacreditarla e incluso si se puede hasta destruirla.

Pensar que destruyendo y atacando la familia se va a lograr el desarrollo humano es un absurdo de los mas grandes. El desarrollo se va a lograr fortaleciéndola y mejorándola según la misma sociedad lo valla necesitando.

De la misma forma no se puede pensar que destruyendo las empresas se va a lograr un desarrollo social y económico de las personas. Esto es “matar la gallina de los huevos de oro” como millones de veces se ha dicho.

Construyamos pensamiento empresarial, llevémoslo a la practica y hagamos que funcione correctamente. Con esto estaremos contribuyendo a la mejora de las personas y a lograr grandes beneficios ambientales y todo tipo. Sigamos adelante en esta tarea y veremos a corto plazo frutos nunca vistos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *