LOS EMPRESARIOS SON LA BASE PARA CONSTRUIR PROSPERIDAD

 

Cada día existe un gran debatePROSPERIDAD sobre el rol que deben jugar las empres en la sociedad. Esto genera millones de comentarios que van desde los más positivos que consideran que las empresas son la base para la generación de riqueza y prosperidad de las personas, hasta los que consideran que son el generador de todos los males que sufre la humanidad.

Es por lo tanto necesario que cada día se aclare que las empresas son iniciativas que surgen libremente y en forma espontánea para solucionar necesidades de la misma gente. Si estas necesidades no se cubrieran el nivel de desarrollo de las personas seria mínimo.

Es admirable como para resolver cada necesidad humana se formas grandes cadenas de producción, logística y comercialización. Se requiere de miles de personas para poder atender la necesidad de una persona en temas tan importantes como: la salud, alimentación, vestuario, transporte, educación y cientos de requerimientos adicionales que día a día tenemos las personas.

Lo admirable de las empresas es que son estructuras que se hacen y deshacen en forma natural, según lo determina el mercado. Tienen vida propia y a la vez dan vida a las otras similares que dedican su tiempo y esfuerzo a proveer mediante la competencia el mercado.

Otro rasgo admirable de las empresas es que siempre hay un grupo de personas dispuestas a poner su dinero para iniciar el emprendimiento. Esa aventura que se define en el camino si tendrá éxito o no. Sin embargo, la actitud positiva, el conocimiento técnico para producir los bienes o brindar los servicios y en muchos casos el conocimiento de lo que el consumidor necesita, hace que se tomen los riegos para vivir esa aventura.

Es por ello que cada día que se escriben ríos de tinta sobre lo bueno, lo malo y lo feo de las empresas, estas no se detienen lo que dicen de ellas, sino que se dedican laboriosamente a producir y satisfacer las necesidades de las personas.

Las empresas y los empresarios que las dirigen desde los más pequeños hasta los más grandes son los que verdaderamente generan el bienestar de la humanidad. Sin importar lo que se dice de ellos siguen en forma anónima en la tarea de producir en forma organizada, luchando contra todo tipo de adversidades y contratiempos para poder llevar su producto o servicio a quien lo necesita.

No se trata solo de hablar por hablar de las empresas, sino de analizarlas y ver en detalle todas las cosas positivas que realizan empezando por la inversión que hacen, los empleos que generar, la sostenibilidad de sus procesos, los impuestos que pagan y sobre todo esto el bienestar que generan a la sociedad y quienes la formamos.

Sigan adelante empresarios dirijan sus empresas con la seguridad que su trabajo es insustituible y único para dar una mejor calidad de vida a las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *